Cómo hacer amigos y ampliar tu círculo social cuando emigras

 In Actualidad, Historias de Inmigrantes, Inmigracion

mejores-amigos

Foto: http://regalatuscanciones.com/sin-categoria/los-mejores-regalos-para-tus-amigos

Emigrar, es una palabra muy confusa, llena de tantas dudas, pero a la vez cargada de los más sólidos sueños que nos podamos imaginar. Tiene la característica de sentir al pronunciarla el dolor de saberse ido del sitio donde quizás creció y se desarrolló, pero significa también la oportunidad de creer que esa trasformación puede ser mejor, en un lugar que pudiese permitir un futuro prometedor.

En sí, la palabra es quijotesca, llena de poesía, y aunque la pensamos desde este punto de vista literal, ha de contar con un grado de tecnicismo increíble, que si se sabe conducir, podría llevar a un puerto seguro a pesar de lo temeroso que es enfrentar una nueva realidad lejos de los afectos. Partir del punto esencial del aplomo que representa ser un emigrante es hallar la fuerza para seguir adelante, pues es la valentía la que caracteriza a todos aquellos que parten.

Desde esa gallardía interior se deben asumir los retos, uno de ellos, y quizás el más importante es la adaptación a un escenario desconocido. Es como ir por primera vez al colegio, o cuando se inicia un empleo; todos se hacen la idea que los miran y juzgan, y aunque es cierto, en la medida que las acciones vayan explicando la personalidad, entonces todo confluirá en un ambiente más armonioso y amigable.

Ahí está la clave para encajar en una nueva ciudad, demostrar como personas que se está para trabajar y colaborar, además de participar. Para la emigración hay algunas fórmulas ineludibles en la búsqueda de nuevos amigos en el lugar donde se llega, como:

  • Se necesita la imperiosa necesidad de “no” olvidar, pero tampoco anclarse en el recuerdo: ¿Qué se pretende explicar con esto? Pues, simplemente que se dejó atrás un pasado, un país; no es educado estar en un sitio y hacer ver que la nación de origen es mejor a la que se está pisando, porque obviamente sus habitantes no tardarán en encarar y reclamar la salida de su suelo. Parece ser un acto poco creíble, pero muchos inmigrantes caen en esta situación muchas veces. Si se piensa que un lado es mejor que otro, entonces no hay lógica en haber emigrado. Tampoco es criticar ferozmente el pasado, porque evidenciará un rencor que en otras partes no desean. Tienen que ser equilibrados, con esto se ganarán muchas amistades con quien compartir la diversidad cultural.
  • Organiza con algunos compatriotas unas reuniones tradicionales e invita a los locales conocidos para sepan de tus raíces:el departir entre conocimientos, experiencias y momentos inolvidables de una cultura específica con otra, es un encuentro perfecto para la unión. Siempre es interesante saber sobre costumbres diferentes, eso llama la atención, y de esta forma te conocerán.
  • Educarse sobre la historia contemporánea del nuevo hogar:estar en espacio donde ni siquiera se conozca el nombre de las calles más importantes, es un error, pues se resumirá en el poco interés profesado por tu nueva casa, la cual te está abriendo oportunidades que antes pensabas no tenías. Documentarse sobre la realidad política, la economía y cuáles son las demandas de los vecinos, es una manera de sentirse propio en el territorio, aunque legalmente aún no tomen en cuenta tus opiniones. Eso sí, hay que ser muy prudentes, pues, no es recomendable escoger partido por una causa en especial; los radicalismos siempre serán vetados.
  • Inscríbete en una carrera universitaria, un curso, etcétera: Si el estatus migratorio te lo permite, cursar algún estudio es sin dudas la mejor forma de conocer nuevas personas y que ellos te acepten. Si no existe por el momento la oportunidad de ir a la universidad, entonces toma algún curso, dependiendo de tus preferencias, en el cual puedas semanalmente debatir con grupos.
  • Muéstrate tal cual y respeta las leyes: las poses nunca ayudan, y menos si se es emigrante. Mostrarse con la verdadera personalidad, pero siempre respetuoso de las leyes locales, es una buena forma de hacerle ver a los demás lo importante que resulta estar en ese lugar para trabajar en un porvenir distinto.

En todo caso, al emigrar y buscar aceptación, es indispensable ser una persona de mente abierta, capaz de comprender el nuevo horizonte que se le abre ante sus ojos.

Fuente: http://www.inmigrantesenmadrid.com/2016/04/hacer-amigos-circulo-social-emigrar/

Recommended Posts
Contáctenos

Por favor ingrese los siguientes datos y muy pronto estaremos en contacto con usted.

Start typing and press Enter to search